martes, 19 de abril de 2016

Días de lluvia

Recientemente he podido disfrutar de alguna jornada lluviosa tras las truchas extremeñas. He podido comprobar que esto las vuelve locas.



Ha llovido bastante, por lo que el caudal de las gargantas era muy abundante, con corrientes bastante grandes, por lo que estas se concentraban en las mayores pozas de las mismas, lo que me facilitaba mucho el trabajo.



He podido disfrutar de muchas truchas y de una media bastante mayor a la que suele darse por la zona por lo que acabe satisfecho a pesar de haber perdido una realmente grande que quiso desclavarse en uno de los saltos que pegó.





La mayoría de los peces salieron con típicas cucharillas Evia de nº2, pero en ciertos lugares pude obtener bastantes capturas con un jerkbait suspendido de 8cm, el cual atacaban sin piedad en las paradas. 

 









lunes, 4 de abril de 2016

Un finde entretenido

Este pasado fin de semana he podido disfrutar de la pesca de cuatro especies distintas que a pesar de no ser grandisimos peces, me han hecho disfrutar.

Comencé a pescar el viernes por la tarde en un tramo de río en busca de lucios donde algunos de pequeño tamaño picaron.

El sábado por la mañana fue mi primer día de truchas del año, un dia soleado y muy caluroso en el que no dieron mucho la cara, pero alguna se pudo engañar.




Por la tarde acompañe a mi cuñado a un pantano nuevo para mi, ya que el iba a pescar carpas y aproveche para pegar unos lances. Salio alguna carpita a principio de la tarde.



Más tarde me propuse sacar un bass. Las carpas andaban locas por las orillas con la freza, y habían desplazado a los basses, la superficie estaba algo rizada por lo que coloque un paseante que pudiese mandar al infierno con el que pude arrancar dos picadas, que por desgracias no se clavaron. Tras moverme a un puntal, en un lance muy lago pude clavar un buen bass con el que me fui bastante satisfecho para casa.



Y por último el domingo me acerque a un tramo libre a quitarme el mono de truchas, amaneció lloviendo levemente y se mantuvo toda la mañana, cosa que a las truchas parece gustarles ya que fue una locura. Salían truchas por todos los ladas, muchísimas picadas y muchas sacadas. Me hicieron pasar una mañana perfecta. Una pasada pescar sitios tan bonitos.








#HartFishing



lunes, 7 de marzo de 2016

Un gran finde

Hacia tiempo marcamos en el calendario este pasado fin de semana para hacer una quedada de pesca. Sabíamos que la pesca iba a estar dura, pero tanto? En los tres días solo pudimos hacernos con 5 basses, yo me comí un superbolo, pero da igual ya que por ver a los compañeros sacar esos peces, mereció la pena.



Me gustaría dar una vez más la enhorabuena a Curro, ya que si sacar un bass que supere los 3kg es difícil, en el rió aun más, los peces sufren más y les cuesta llegar a la edad en la que deberían pasar esa cifra de peso. Grande Curro, me alegro muchísimo de que hayas podido disfrutar de un pez así.



Un placer haber pasado con todos vosotros estos días, no me he aburrido ni un segundo. A la espera de la próxima.









lunes, 29 de febrero de 2016

Una de fotos

Las fotos de esta entrada fueron tomadas por David Tejedor en un fin de semana de pesca que echamos juntos. ¡Son una pasada! ¡¡Muchas gracias crack!!









lunes, 15 de febrero de 2016

Un día de perros

El pasada viernes llegue a Villanueva al mediodía con la intención de ir a pescar un rato para matar el mono ya que no sabia si iba a poder pescar el sábado y el domingo. El tiempo era malísimo, muchísimo aire y algo de lluvia, pero tenía muchas ganas de sacar algún que otro pez. Sabia que no iba a ser fácil, pero en casa si que no sale nada.

Las rachas de viento eran muy fuertes y me movían de la postura a su antojo. Pescar con jig o con vinilo era un poco tontería ya que la linea se mantenía destensa y no me iba a enterar de picada alguna.

Empecé batiendo agua con una spinner pesada a baja velocidad batiendo orilla sin resultado alguno. Mi segunda opción era un Hart Absolut Minnow 10 con un jig head de 10gr.

A los pocos lances, note una leve retención, por lo que ni dudé en clavar. La caña se quedo completamente doblada y la linea empezó a correr hacia un lado. Tras una buena lucha, ya justo en el momento de ir a coger el pez, cerró la boca y pegó una carrera hacia el fondo consiguiendo librarse del señuelo. Pude rozar con los dedos a un bass muy bueno, de esos que cuando los tienes en la mano te tiembla todo de la emoción y los nervios. Nunca se sabe como es hasta que lo pesa, pero estoy seguro de que a los 2,5kg llegaría sin problemas.

Cuando ocurren estas cosas, siempre te quedas hundido, pero pensé, si he conseguido engañar a uno, fijo que puedo engañar a otro.

Me puse en modo concentración máxima y fui a una zona donde otras veces en situaciones similares han salido peces.

Tras unos cuantos lances pude notar una leve retención que enseguida desapareció, pero continué recogiendo despacio y lo volví a notar. Esta vez me dio tiempo a clavar y hacerme con un buen pez, no tan grande como el anterior, pero lo justo para quitarme el amargor e irme contento a casa, más que nada porque me lo había currado. Este se quedo en 2,130kg, mi segundo bass del año en la segunda jornada tras estos peces.



Una vez devuelto al agua, di por finalizada la jornada, ya que se había echo tarde y no estaba el día para aguantar mucho más.

Hace aproximadamente un mes, cuando recibí estos señuelos sabia que me iban a dar bastantes alegrías este año, de momento lo ha conseguido. Esperemos que siga la racha.


#HartFishing


martes, 2 de febrero de 2016

Pimer Bass 2016

Ayer día 1 de Febrero opté por echar la tarde pescando ya que no tenia nada que hacer y después de varios meses sin pescar basses ya tenia mono y el pequeño reto que todos nos ponemos de sacar el primero del año.

Sobre las tres de la tarde ya estaba inflando mi nuevo pato, el Hart Sikkario y poco después me metí a navegar. El agua estaba cristalina por lo que me puse a pescar bastante retirado de las zonas donde quería lanzar.

Llevaba una caña montada con un jig y otra con un pequeño swimbait de vinilo tocando despacito todas las estructuras donde creía que podría recibir una picada.

Las hora fueron pasando sin una sola picada, ni ver un solo pez, parecía que estaba muerto aquello por lo que cuando se puso el sol decidí ir hacia el coche mientras pegaba unos lances.

Ya justo antes de salir, entre que decides cual va a ser tu último lance por resignación al "bolo", noto una pequeña retención en mi swimbait, creí que se trataba de un junco ya que había perdido toda esperanza, pero clavé por si acaso. La caña se quedo doblada como si hubiese enganchado una rama, cuando de repente noto que algo se pega una carrera hacia mi, pasandome por debajo. Conseguí frenar su carrera y traerlo con la boca abierta hacia la superficie lo suficientemente cerca que lo pude coger, mas bien parecía que se había dejado coger. Al levantarlo y notar el peso me temblaba todo.

Hice las fotos rápido ya que quedaban escasos minutos de claridad, ya que era prácticamente de noche, de ahí la mala calidad de las mismas, pero el recuerdo de este pez no me lo quita nadie. Había batido mi record por 40gr con un peso de 3,110kg de bass, mi primer bass del año.




Volví a sentir esa satisfacción enorme, una felicidad increíble que te queda en la cara dibujada una sonrisilla de "gilipollas", algo indescriptible. Llegue a mi casa y seguía temblando.

El culpable de este pez fue el Hart Absolut Minnow de 10cm, montado en un jig head de 10gr, Hart Bushido 6,6mh y Hart Absolut Metal Black que con este pez quedan estrenados.

Ya a las 10 de la noche me acorde de que me había dejado la caja de los señuelos en la orilla, por lo que me toco volver. Seria cosa de la emoción...

Me gustaría dedicarle este bass a Julián García-Mascaraque ya que con el he estrenado la sudadera que me regaló, gracias crack! También quiero agradecer a Hart el apoyo que me da, ya que en parte este pez ha sido gracias a ellos.